Esenciales para dormir

Hábitos de sueño saludables

Sus comportamientos durante el día, y especialmente antes de acostarse, pueden tener un gran impacto en su sueño. Pueden promover un sueño saludable o contribuir al insomnio.

Sus rutinas diarias (lo que come y bebe, los medicamentos que toma, cómo programa sus días y cómo elige pasar las noches) pueden afectar significativamente su calidad de sueño. Incluso unos pequeños ajustes pueden, en algunos casos, significar la diferencia entre un sueño profundo y una noche inquieta. Completar un diario de sueño de dos semanas puede ayudarlo a comprender cómo sus rutinas afectan su sueño.

El término “higiene del sueño” se refiere a una serie de hábitos de sueño saludables que pueden mejorar su capacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido. Estos hábitos son la piedra angular de la terapia cognitivo-conductual , el tratamiento a largo plazo más eficaz para las personas con insomnio crónico . La CBT puede ayudarlo a abordar los pensamientos y comportamientos que le impiden dormir bien. También incluye técnicas para la reducción del estrés, la relajación y la gestión del horario de sueño.

Si tiene dificultades para dormir o desea mejorar su sueño, intente seguir estos hábitos de sueño saludables. Hable con su médico si persiste su problema de sueño. También puede recibir ayuda del equipo de sueño en un centro de sueño acreditado por AASM .

Consejos rápidos para dormir

Siga estos consejos para establecer hábitos de sueño saludables:

  • Mantenga un horario de sueño constante. Levántese a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana o durante las vacaciones.
  • Establezca una hora para acostarse lo suficientemente temprano para que pueda dormir al menos 7 horas.
  • No se vaya a la cama a menos que tenga sueño.
  • Si no se duerme después de 20 minutos, levántese de la cama.
  • Establezca una rutina relajante antes de acostarse.
  • Use su cama solo para dormir y tener relaciones sexuales.
  • Haga que su dormitorio sea tranquilo y relajante. Mantenga la habitación a una temperatura fresca y agradable.
  • Limite la exposición a la luz brillante por las noches.
  • Apague los dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarse.
  • No coma una comida abundante antes de acostarse. Si tiene hambre por la noche, coma un refrigerio ligero y saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad y mantenga una dieta saludable.
  • Evite consumir cafeína al final de la tarde o noche.
  • Evite consumir alcohol antes de acostarse.
  • Reduzca la ingesta de líquidos antes de acostarse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *