Dieta

El insomnio y tu dieta

El insomnio es la queja más común del sueño, y afecta entre el 30 y el 35 por ciento de los adultos en algún momento de sus vidas y entre el 8 y el 10 por ciento de forma crónica. El insomnio es más que sentirse cansado después de una noche inquieta ocasional. Un trastorno de insomnio implica un patrón de trastornos del sueño y síntomas diurnos. El insomnio crónico está relacionado con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca, depresión, ansiedad y más.

Los investigadores están buscando formas de prevenir la probabilidad de padecer insomnio. Estudios recientes examinan el papel que juega la dieta.

Panqueques, pasteles, pasta … e insomnio

Una dieta alta en carbohidratos refinados puede aumentar la probabilidad de desarrollar insomnio , según un estudio de 2019.

A menudo denominados calorías “vacías”, los carbohidratos refinados incluyen azúcares y granos procesados ​​que están despojados de nutrientes. Los ejemplos de carbohidratos refinados incluyen pan blanco, galletas, pasteles, refrescos y más.

El consumo de carbohidratos altamente refinados puede provocar un aumento rápido del azúcar en sangre. Pero lo que sube debe bajar. Los investigadores creen que los picos y caídas de azúcar en sangre son responsables de desencadenar el insomnio.

Los alimentos con un índice glucémico (IG) bajo aumentan los niveles de azúcar en sangre más lentamente que otros alimentos. Esto incluye la mayoría de las frutas y verduras, nueces, frijoles y otros alimentos que no incluyen granos procesados ​​ni azúcares agregados. Los alimentos con IG bajo no provocan la rápida caída del azúcar en sangre que está relacionada con el despertar del sueño.

Si bien este estudio analizó solo a mujeres posmenopáusicas, los investigadores sospechan que los hallazgos también pueden ser válidos para la población en general.

Un toque de insomnio

Este hallazgo está respaldado por un estudio reciente que exploró el vínculo entre el insomnio y la dieta DASH.

Los “enfoques dietéticos para detener la hipertensión”, también conocida como dieta DASH, es un patrón dietético destinado a prevenir y controlar la presión arterial alta. Este estilo de alimentación saludable para el corazón incluye alimentos como cereales integrales, frutos secos, productos lácteos bajos en grasa y sin grasa, frutas y verduras.

Un estudio de 2019 de niñas adolescentes encontró que la adherencia a la dieta DASH se asoció con menores probabilidades de insomnio .

Los paralelismos entre estos estudios sugieren que una dieta baja en alimentos endulzados con azúcar puede tener un efecto beneficioso sobre el sueño.

Identificar los desencadenantes dietéticos que pueden provocar insomnio puede evitar que más personas experimenten este trastorno del sueño.

El tratamiento para el insomnio depende de su causa subyacente. La terapia cognitivo-conductual o la práctica de una buena higiene del sueño pueden ayudar. El insomnio se puede tratar con la ayuda del equipo de sueño en un centro de sueño acreditado .

Revisado por Lawrence Epstein, MD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *